Proyectos Interdisciplinarios para México. Un abordaje socioformativo

CONTEXTO DE LOS PROYECTOS INTERDISCIPLINARIOS

La Secretaría de Educación Pública de México estableció nuevos planes y programas de studio para la educación básica que tienen como núcleo la comunidad. Esto obliga a una transformación de las practicas pedagógicas de los maestros, con el fin de orientar el trabajo con base en situaciones significativas del context, como es el caso de los proyectos interdisciplinarios. Desde la socioformación (López-Vázquez et al., 2021; Martínez-Iñiguez et al., 2021; Tobón & Luna‐nemecio, 2021a; Tobón & Luna-Nemecio, 2021b; Tobón et al., 2021), los proyectos interdisciplinarios de definen como una estrategia pedagógica que busca el análisis, argumentación y resolución de un problema del contexto, como es la comunidad, mediante la articulación de los saberes de al menos dos disciplinas, con el fin de lograr unos determinados propósitos de formación establecidos en el currículo, tales como las progresiones de aprendizaje que plantea el nuevo currículo. Con esta metodología se busca generar uno o varios productos pertinentes en el entorno, que se vinculen a los intereses y necesidades de los estudiantes, a través de la evaluación formativa continua.

PLANEACIÓN DE UN PROYECTO INTERDISCIPOINARIO

Existen muchas metodologías para abordar los proyectos. En la socioformación se propone la estrategia de los proyectos socioformativos, la cual fue adaptada en Latinoamérica a partir de distintos referentes educativos, como es la propuesta de Kilpatrik (2018). Se orienta a que los estudiantes resuelvan problemas del contexto comunitario a través de la aplicación de saberes científicos, tecnológicos, artísticos y culturales, teniendo como base el desarrollo de habilidades transversales, como es el caso de la lecto-escritura, el cálculo, el pensamiento complejo y la convivencia, sin dejar de lado el logro de los propósitos establecidos en el currículo, que debe adaptarse a esta propuesta. Estas habilidades se desarrollan de manera implícita en esta metodología, en menor o mayor grado dependiendo del módulo o módulos en los cuales se implemente.

Los proyectos socioformativos son una estrategia didáctica enfocada en lograr unos determinados propósitos del currículo mediante la resolución de problemas del contexto a través de la articulación de actividades de aprendizaje, enseñanza, evaluación, gestión de recursos y aplicación de saberes para generar uno o varios productos con pertinencia en el entorno, en el marco de la colaboración y la evaluación formativa continua. Fue propuesta por Tobón a comienzos del 2000 (Martínez-Iñiguez et al., 2021; Luna Nemecio & Tobón, 2021; Tobón, 2022).

ABORDAJE DE LA TRANSVERSALIDAD EN UN PROYECTO

La metodología socioformativa para planear e implementar un proyecto es una metodología flexible, que se puede implementar en una única materia o disciplina (proyecto disciplinar) o avanzar en la transversalidad y abordar al menos dos disciplinas. En la socioformación, la transversalidad comprende varios niveles, que van desde la multidisciplinariedad (proyecto en los cuales se resuelve un problema desde varias disciplinas sin articulación), pasando por la interdisciplinariedad (se articulan al menos dos disciplinas para resolver el problema) hasta la transdisciplinariedad (se resuelve un problema mediante la articulación profunda de las disciplinas, y se pierden los límites entre éstas). Además, los proyectos pueden tener poca duración, hasta una alta duración elevada, y se pueden abordar con los estudiantes en todas las materias, áreas y disciplinas, como también en los diversos niveles educativos (educación infantil, educación básica, educación media y educación superior).

BENEFICIOS DE LOS PROYECTOS 

La metodología de proyectos se ha convertido en una propuesta que cada vez se trabaja más en la educación, porque permite un mayor grado de motivación, participación y compromiso de los estudiantes, al involucrarlos de manera activa en la búsqueda, comprensión, organización y aplicación del conocimiento en la resolución de problemas del entorno. Esto posibilita más impacto en el desarrollo de habilidades para la vida respecto a otras metodologías, como la clase expositiva, los organizadores gráficos, el trabajo por equipos, el descubrimiento guiado, entre otras. Además, permite que los estudiantes aprendan a sensibilizarse con los problemas de su realidad y desarrollen el compromiso por su prevención y resolución. Los proyectos socioformativos, por su parte, posibilitan que los estudiantes aprendan a resolver problemas del contexto comunitario con base en la colaboración, y con ello aprenden a ser ciudadanos responsables con la mejora de las condiciones de vida con inclusión, una tarea urgente en Latinoamérica.

AUTOR DE LA METODOLOGÍA SOCIOFORMATIVA DE LOS PROYECTOS

En Latinoamérica se créo una nueva metodología para planear e implementar los proyectos en la educación a partir de las contribuciones de Tobón , a través de un proceso de trabajo colaborativo con los maestros de diferentes instituciones educativas. Los maestros mexicanos han realizado grandes contribuciones a esta metodología, buscando que sea flexible, práctica, y se centre en resolver problemas de la comunidad. Esto se viene haciendo desde los inicios del 2000, a través de un modelo específico denominado proyectos socioformativos. Esta metodología se propone desde la socioformación y busca ayudar a implementar la Nueva Escuela Mexicana, como también los diferentes modelos educativos que existen en los países latinoamericanos.

FORMATOS PARA PLANEAR UN PROYECTO INTERDISCIPLINARIO DESDE LA SOCIOFORMACIÓN    

Existen diversos formatos que ayudan a planear un proyecto socioformativo. A continuación, se exponen algunos. Le invitamos a planear un proyecto, cambiando los textos del formato con sus propias palabras. En este espacio les sugerimos varios formatos para planear un proyecto y presentar una experiencia para publicación

FORMATOS QUE SE PUEDEN EMPLEAR DESDE LA SOCIOFORMACIÓN:

Formato sintético para planear y socializar un proyecto

Formato para planear un proyecto y socializar la experiencia

Formato ultrasintético para planear un proyecto interdisciplinario

FORMATOS MODELO SEP PARA PLANEAR UN PROYECTO COMUNITARIO

Se describen a continuación algunos formatos que pueden ser empleados por los maestros para planear un proyecto siguiendo el modelo de la SEP, con 11 momentos:

Formato lineal para la planeación de un proyecto siguiendo los 11 momentos de la SEP (autoría a quien corresponda)

PRESENTACIONES EN POWER POINT DE LOS PROYECTOS INTERDISCIPLINARIOS

Se comparten a continuación algunas presentaciones en Power Point sobre los proyectos

Presentación general sobre proyectos interdisciplinarios en POWER POINT

Presentación de proyectos para Preescolar con ejemplo

AUTOEVALUACIÓN DEL PROYECTO CON UNA RÚBRICA EN LÍNEA:

Una vez planifique el proyecto, le invitamos a evaluarlo con base en la siguiente rúbrica en línea:  https://forms.gle/cfuiVu4LDtQcsE7v5 

RÚBRICA MANUAL DE EVALUACIÓN DE UN PROYECTO INTERDISCIPLINARIO:

A continuación, se presenta una rúbrica para evaluar un proyecto interdisciplinario tomando como referencia el modelo pedagógico de la socioformación. Le sugerimos tomar en cuenta esta rúbrica para que autoevalúe la planeación de un proyecto interdisciplinario a medida que lo planea.

RÚBRICA DE UN PROYECTO INTERDISCIPLINARIO

Autor: Sergio Tobón, 2022

Centro Universitario CIFE

Www.cife.edu.mx

Indicador

NIVEL MUY BAJO (PREFORMAL)

NIVEL BAJO (RECEPTIVO)

NIVEL MEDIO (RESOLUTIVO)

NIVEL MEDIO ALTO (AUTÓNOMO)

NIVEL MUY ALTO (ESTRATÉGICO)

1. Diagnóstico educativo comunitario. ¿En qué nivel el proyecto se basa en un diagnóstico educativo comunitario integral, considerando los problemas de la comunidad y las necesidades de los alumnos?

Se revisa el desempeño académico de los estudiantes, pero no hay evidencia de que el proyecto busque mejorar este desempeño con acciones puntuales.

Se identifica el desempeño académico de los estudiantes y algunos problemas que presentan en la escuela, pero no hay evidencia de que esto se aborde en el proyecto con estrategias concretas.

Se describen las características y problemas que presentan los estudiantes, considerando sus aspectos emocionales y de convivencia. El proyecto toma en cuenta estos aspectos en el abordaje de las actividades.

Se realiza un diagnóstico de los problemas de la comunidad, de la familia, de la escuela, de las habilidades académicas esenciales (lecto-escritura y cálculo) y de la formación integral de los estudiantes, con base en el empleo de instrumentos formales. Se diagnostican los niveles de desarrollo de las habilidades esenciales para la vida, como la lectura, la redacción y el cálculo. Este diagnóstico se toma en cuenta en las actividades del proyecto y en el producto central.

Se realiza una priorización de los problemas de la comunidad, de la familia, de la escuela, de las habilidades académicas esenciales (lecto-escritura y cálculo) y de la formación integral de los estudiantes, mediante el trabajo colaborativo entre los docentes y las autoridades, con base en el empleo de instrumentos formales. En el ámbito de la formación integral se incluye: estado emocional, salud, habilidades socio-emocionales y procesos de inclusión y equidad de género. El proyecto se basa en un problema identificado en el diagnóstico. En las actividades de aprendizaje, evaluación y gestión de recursos se toman en cuenta las características de los estudiantes para tener un mayor impacto en la formación y lograr mejores niveles de motivación e involucramiento de los alumnos.

2.  Articulación con el currículo ¿En qué nivel las actividades y productos del proyecto interdisciplinario se articulan con el nuevo programa de estudios 2022?

NIVEL MUY BAJO.

Faltan las progresiones de aprendizaje

NIVEL BAJO. Se describen las progresiones de aprendizaje, pero falta su abordaje en las actividades de formación y evaluación dentro del proyecto propuesto.

NIVEL MEDIO. Las actividades se articulan de manera puntual y específica con las progresiones de aprendizaje.

Se tienen los elementos formales del proyecto:

-El tiempo está acorde con las actividades y productos

-Hay coherencia entre la fase, el grado, las progresiones de aprendizaje y las actividades propuestas

El título es pertinente y está relacionado con el problema que se pretende resolver

NIVEL MEDIO ALTO. Las actividades y productos del proyecto se articulan de manera puntual y específica con las progresiones de aprendizaje, como también con uno o varios ejes articuladores.

NIVEL MUY ALTO. Las actividades y productos del proyecto tienen en cuenta los referentes de los planes y programas de estudio, como: 1) colocar la comunidad como el núcleo de los procesos educativos; y 2) abordar uno o varios referentes del perfil de egreso.

3. Problema del contexto. ¿En qué nivel o grado el proyecto busca comprender, explicar y resolver un problema del contexto comunitario o ambiental?

NIVEL MUY BAJO. En el proyecto no se considera un problema del contexto, ni una situación problematizadora ni un problema cognitivo.

NIVEL BAJO. En el proyecto se identifica una pregunta conceptual, un conflicto cognitivo o una pregunta problematizadora desde el plano conceptual. Por ejemplo, en matemáticas se tienen problemas como: “¿Qué son las ecuaciones diferenciales y cómo se aplican?” o “¿Cómo aplicar las ecuaciones diferenciales con base en el análisis?”.

NIVEL MEDIO. Se plantea un problema del contexto que posibilita abordar las progresiones de aprendizaje establecidas. Este problema se refiere a abordar una necesidad en el entorno personal, familiar, escolar, comunitario, ambiental, recreativo, económico, etc.

NIVEL MEDIO ALTO. El problema se aborda como un propósito o reto y articula la esencia de las progresiones y del producto central del proyecto.

NIVEL MUY ALTO. El problema se determinó a partir del diagnóstico del contexto y es potencialmente significativo para los estudiantes, considerando su ciclo vital.

4. Producto central ¿En qué nivel se aborda en el proyecto un producto central pertinente y relevante en el contexto, que considere los intereses de los alumnos y aborde un problema del entorno?

NIVEL MUY BAJO. No se considera un producto central, que sea pertinente en el entorno y esté relacionado con el problema abordado en el proyecto.

NIVEL BAJO. Se plantean productos que son las mismas actividades de aprendizaje del proyecto, como por ejemplo presentar organizadores gráficos o determinar la idea central de un párrafo.

NIVEL MEDIO. Se plantea un producto central relacionado con el título del proyecto y las progresiones de aprendizaje.

NIVEL MEDIO ALTO. Se plantea un producto central relacionado con el problema del contexto. El producto posibilita la valoración de varias o todas las progresiones de aprendizaje.

NIVEL MUY ALTO. Se plantea un producto central articulado al problema del contexto, las progresiones y actividades del proyecto. Este producto se articula con otros productos complementarios del proyecto. El producto considera los intereses y necesidades de aprendizaje de los estudiantes.

5. Actividades pertinentes y participativas. ¿En qué nivel se tienen actividades pertinentes, motivantes y participativas en el proyecto, considerando el problema del contexto?

NIVEL MUY BAJO. La mayoría de las actividades del proyecto están centradas en contenidos.

NIVEL BAJO. Las actividades están establecidas en secuencia, pero enfocadas en contenidos. Se tienen pocas actividades motivantes y participativas.

NIVEL MEDIO. En el proyecto se tienen actividades motivantes y participativas, en articulación con las progresiones de aprendizaje establecidas.

Por ejemplo, se tienen actividades de saberes previos y organizadores gráficos.

NIVEL MEDIO ALTO. Las actividades y productos son pertinentes para los estudiantes y se articulan y complementan entre sí, considerando las progresiones de aprendizaje y el problema del contexto abordado.

Se tienen las siguientes actividades mínimas: 1) Sensibilización y motivación en torno al proyecto, al problema o al producto a lograr; 2) Acuerdo del problema y del producto a lograr; 3) Análisis de saberes previos considerando el problema y el producto que se espera lograr. 4) Búsqueda, comprensión y análisis de los conceptos esenciales para interpretar y argumentar el problema; 5) Diagnóstico, contextualización o metodología con apoyo en un ejemplo en torno al abordaje del problema aplicando la progresión o progresiones de aprendizaje; 6) Resolución del problema mediante el trabajo colaborativo y obtención de un producto central. 7) Mejora del producto mediante la metacognición, aplicando un determinado instrumento de evaluación. Y 8) Socialización del producto y de los aprendizajes logrados en el proceso

NIVEL MUY ALTO. Las actividades y productos consideran los intereses de los estudiantes, son motivantes y participativas.

Las actividades tienen en cuenta el diagnóstico del contexto, particularmente los intereses y necesidades de los estudiantes. Se considera el proceso de inclusión en las actividades.

6. Interdisciplinariedad. ¿En qué nivel se articulan los saberes de al menos dos disciplinas o campos formativos en el proyecto propuesto para resolver el problema planteado y realizar las actividades establecidas?

NIVEL MUY BAJO. El proyecto se enfoca en una sola disciplina dentro de un campo formativo, sin articulación con otras disciplinas.

NIVEL BAJO. En el proyecto se aborda el problema o producto desde una disciplina central y se tiene en cuenta de manera superficial al menos un saber o contenido de otra disciplina.

NIVEL MEDIO. En el proyecto se aborda el problema o producto a partir de los saberes de al menos dos disciplinas, aunque no se articulan.

NIVEL MEDIO ALTO. En el proyecto se aborda el problema o producto a partir de la articulación de los saberes de al menos dos disciplinas.

NIVEL MUY ALTO. En el proyecto se aborda el problema o producto a partir de la integración sistémica y profunda de los saberes de al menos dos disciplinas, tanto en lo teórico como en lo metodológico. Se pierden los límites de las disciplinas, con lo cual es difícil diferenciarlas. Esto permite trabajar de manera integrada en la resolución del problema y la realización de las actividades.

7. Organización de los alumnos. ¿En qué nivel se planea la organización de los estudiantes para el trabajo colaborativo en el proyecto propuesto?

NIVEL MUY BAJO. No se describen actividades o acciones concretas de organización de los estudiantes en el proyecto.

NIVEL BAJO. En algunas actividades del proyecto se plantea el trabajo individual, en binas o en grupos.

NIVEL MEDIO. En el proyecto se describe de manera explícita y formal el proceso de organización de los estudiantes en cada actividad: individual, en binas y en grupos.

NIVEL MEDIO ALTO. En el proyecto se describen actividades de trabajo colaborativo en las cuales los estudiantes se apoyan entre sí para resolver el problema y lograr las metas o el producto esperado.

NIVEL MUY ALTO. En el proyecto se describe alguna actividad para preparar a los estudiantes en el trabajo colaborativo. Se tienen acciones concretas para favorecer la inclusión desde la colaboración.

8. Evaluación formativa. ¿En qué nivel se aplica la evaluación continua y formativa desde el inicio hasta el final del proyecto mediante un producto pertinente, la autoevaluación y el empleo de un determinado instrumento?

NIVEL MUY BAJO. En el proyecto se propone la evaluación mediante un examen o trabajo de consulta bibliográfica

NIVEL BAJO. En el proyecto se propone la evaluación con énfasis en productos, como organizadores gráficos, informes de lectura, textos, etc.

NIVEL MEDIO. En el proyecto se plantea la evaluación con base en la resolución de un problema. Se busca el empleo de al menos un instrumento: lista de cotejo, escala de estimación o rúbrica.

Se retroalimenta y apoya a los estudiantes para que mejoren las actividades y productos al menos en un nivel medio.

NIVEL MEDIO ALTO. En el proyecto se les explica a los estudiantes el instrumento de evaluación desde el inicio. En el proyecto se fomenta la auto-evaluación y coevaluación. En las actividades y productos de evaluación se busca el desarrollo del pensamiento crítico.

NIVEL MUY ALTO. En el proyecto se busca que todos los estudiantes logren al menos el nivel medio en los productos, en un marco de inclusión.

Los instrumentos consideran los intereses y características de los estudiantes y del grupo.

A los alumnos se les brinda la posibilidad de contribuir en la elaboración o mejora de los instrumentos.

9. Recursos. ¿En qué nivel los recursos que se abordan en el proyecto son pertinentes a las progresiones de aprendizaje, el problema, el producto y las actividades propuestas, y consideran los intereses y necesidades de los alumnos en su formación?

NIVEL MUY BAJO (PREFORMAL). No se describen los recursos.

NIVEL BAJO (RECEPTIVO). Los recursos se describen de manera general, sin considerar las actividades concretas. Les falta pertinencia respecto a las progresiones de aprendizaje, las actividades, los productos de evaluación y/o los intereses de los alumnos.

NIVEL MEDIO (RESOLUTIVO). Los recursos están descritos de manera concreta, y se articulan con las progresiones de aprendizaje. Se establece el tiempo, los espacios y los materiales para efectuar las actividades.

NIVEL MEDIO ALTO (AUTÓNOMO). Los recursos están descritos de manera concreta, son factibles de tener y se articulan con las progresiones de aprendizaje, las actividades y productos del proyecto. Los recursos se corresponden con las tendencias educativas y las metas de formación. Se articula el libro de texto en el proyecto.

NIVEL MUY ALTO (ESTRATÉGICO). Los recursos tienen en cuenta los intereses y necesidades de los estudiantes, de acuerdo con el diagnóstico del contexto. Se propende porque los estudiantes adapten y/o generen los recursos que se necesitan.

6 comentarios en “Proyectos Interdisciplinarios para México. Un abordaje socioformativo”

  1. Karla Daniela López

    Excelente la metodología de proyectos socioformativos, porque aborda la evaluación de manera continua desde el inicio hasta el final, lo mismo que la colaboración. Esto no lo tienen otras metodologías y por ello estamos aplicando esta estrategia en nuestra zona escolar en la Ciudad de México.

  2. Revisamos en nuestro CTE la metodología de los proyectos socioformativos y fue la que mejor nos pareció, encontramos esta página y pudimos emplear el formato sugerido, al cual le hicimos algunas adaptaciones. Esperemos que podamos implementar al menos una experiencia

  3. Muy buena propuesta para preescolar, solo hace falta contextualizar. Gracias Doctor por tomarse el tiempo de elaborar un ejemplo, se aprecia mucho este detalle. Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.