Aprender jugando

Contexto:

Mi escuela esta ubicada en una zona urbana, la gran mayoría de los alumnos que asisten son de bajos y muy bajos recursos; no se cuenta con equipo tecnológico suficiente y el que hay no funciona o requiere mantenimiento.

Debido a la pandemia, muchos de los alumnos no pudieron cursar el grado anterior de manera favorable ya que no contaban con los recursos económicos ni tecnológicos en sus hogares, además de que muchos padres de familia perdieron sus trabajos o familiares, trayendo consigo situaciones familiares y económicas difíciles de solventar y, por consiguiente, la educación de sus hijos paso a un segundo o tercer término.

Cabe señalar que no es el caso de todos los alumnos, pero si en su gran mayoría. Algunos alumnos van más avanzados que el resto de sus compañeros y algunos de los alumnos del tercer grado de Primaria no saben ni leer ni escribir.

Por la pandemia trabajamos cada grupo en dos partes: la mitad del grupo asiste a clases los lunes y miércoles y la otra parte los martes y jueves, los viernes asisten los alumnos que requieren regularización y apoyo.

Con lo referente a algunas de las problemáticas que presentan mis alumnos es el que se les dificulta trabajar en equipo, adecuarse a trabajar con material concreto, usar colores, recortar, realizar sumas y restas sencillas, leer y escribir acorde al grado que cursan, comprender y seguir indicaciones, expresarse correctamente o de manera favorable, entre otras más.

He procurado que los alumnos crean un poco más en sí mismos y que busquen cómo solucionar las situaciones que se les presentan, no solo las académicas, sino también las personales, familiares y sociales de una manera creativa y autónoma; también procuro que desarrollen su creatividad, que no se limiten a hacer lo que los demás hacen o se les indiquen, sino que pueden “personalizar” sus trabajos como ellos gusten siempre y cuando cumplan con los requisitos que se les indican en los trabajos a entregar como producto de la clase.

Implementando la gamificación en mi salón.

Como no se cuenta con servicio de Internet en la escuela ni tampoco computadora, proyector y/o tabletas o celulares, se me ocurrió trabajar la gamificación mediante una adecuación del juego de la Oca, retos y avatares.

Se le explico a los alumnos que la actividad consistía en la elaboración de un avatar que los representara, elaborándolo con los materiales de rehúso que hay en el salón (Foamy, colores, plastilina, cartón, etc.) y su creatividad. Después de elaborar su avatar se les explico que, cada día se llevaría a cabo un “juego” donde aprenderían algo nuevo y conforme vayan ganando deben de ir tomando un papelito que tiene diferentes retos y realizarlos en la libreta correspondiente. Cuando resuelvan o realicen el reto me lo entregarán para su revisión, y si es correcta su realización en su tablero iré marcando su avance, además de poner un sello en su libreta para que se la muestren a sus papás y vean que ha realizado favorablemente la actividad. Además de la satisfacción que ese reconocimiento les da a ellos y a sus padres, entre más casillas avancen en su tablero pueden canjear los puntos obtenidos por puntos para mejorar su calificación al finalizar el trimestre.

También se les explico que los retos consisten en actividades que ya se han visto en clases y en ciclos pasados: sumas y restas sencillas, seriaciones, escribir cartas, hacer preguntas, dibujar nuestra localidad, dibujar las cosas que nos sirven para mantener la higiene personal, qué hacer en caso de un sismo, elaborar una receta, dibujar y escribir la fauna de nuestra localidad, hacer un croquis, hacer una adivinanza para una determinada figura geométrica, etc. Los retos abarcan las asignaturas de Español, Matemáticas, Ciencias Naturales, Formación Cívica y Ética, Educación Artística, Educación Física, Educación Socioemocional. La Entidad donde vivo y Vida Saludable.

Como primera actividad para implementar la gamificación en mi grupo, tome el contenido de las coordenadas cartesianas, por lo que les explique en qué consistían las coordenadas, cómo ubicarlas y cómo las utilizaríamos en el juego “Batalla Naval”. Les proporcione fotocopias con el cuadrante y los barquitos para que desarrollaran la actividad.

Después salimos al patio para formar las binas mediante la dinámica “El barco se hunde”, una vez ya formados pasamos al salón a iniciar con la actividad.

Algunos de los alumnos ya sabían jugarlo, pero otros no, por lo que les explique a los alumnos que me lo solicitaron y observe que algunos de los alumnos que ya sabían cómo jugarlo o que comprendieron cómo jugarlo, les explicaron a sus parejas, por lo que no me fueron a pedir apoyo.

Cada vez que un alumno hundía el barco de su compañero iban a mi escritorio a tomar su reto y a realizarlo en la libreta correspondiente. Se les aplaudía cada vez que lo terminaban y se les alentaba a que continuarán jugando para ganar más retos.

Resultados de la implementación de la gamificación.

A mis alumnos les gusto la idea y realizaron con entusiasmo su avatar, algunos alumnos fueron muy creativos y utilizaron diferentes materiales en su elaboración.

Trabajaron en parejas y demostraron colaboración, participación, tolerancia e interés en la actividad, además de motivarse cada vez que hundían el barco del compañero.

Comprendieron el tema de las coordenadas, pude observarlo pues cada vez lograban acertar de manera más fácil dónde podrían estar los barcos de su compañero para hundirlo, además de poder explicarme en qué consiste una coordenada y cómo formarla.

Al realizar los retos, me comentaban que eran fáciles ya que eran repaso de actividades pasadas. En el caso de que les había tocado un reto de algún contenido que se les dificultaba ponían atención a la explicación y revisaban sus apuntes para poder realizarlo favorablemente, ubo alumnos que requirieron repetir y/o corregir sus retos, pero no se desmotivaban ya que les comenté que podían repetirlo hasta que les saliera correctamente y avanzar en su tablero.

Mi experiencia.

Debido a que tengo problemas de movilidad si se me hizo un poco difícil implementarlo, ya que requiere de moverse por todo el salón para poder apoyar y/o supervisar a los alumnos en la realización de la actividad, sin embargo fue una grata experiencia ya que mis alumnos estaban muy motivados, entusiasmados y aprendieron muchas cosas que no había considerado dentro de mi planeación, por mencionar algunas: dialogaban y llegaban a acuerdos, modificaron las reglas del juego conforme iban jugando para que fuera justo, diseñaron estrategias de ataque y defensa, crearon códigos para comunicarse con su compañero y que el resto del grupo no comprendieran de qué estaban hablando durante el juego, etc.

Es verdad que requiere de mucha preparación, planeación y de recursos el poder llevar a cabo una clase con gamificación, sin embargo, considero que vale mucho la pena por todo lo que los alumnos lograron en dos clases (que fue el tiempo que tuve para poder implementarla). También considero que debo de practicar más el trabajar por proyectos y clase invertida adecuándolas a la gamificación.

Recommend0 recommendationsPublished in Gamificación, Modelo educativo híbrido

Artículos Relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Felicitaciones Mtra. María Alejandra, por haber entregado su proyecto realizado. Y utilizar la Gamificación como una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo profesional con el fin de conseguir mejores resultados para absorver conocimientos, motivando y mejorando las habilidades en todo momento.
    Se observa que hace falta abordar el reto del contexto, recuerde que esta metodología parte de un problema de contexto, y que éste logre en nuestros niños una apropiación del conocimiento integral, desarrollar y mejorar el talento de las personas para afrontar los retos de la sociedad del conocimiento mediante el abordaje de problemas del entorno y la colaboración.
    Su trabajo ha sido evaluado pero puede ser mejorado, le invito a ello.
    Éxito en sus proyectos futuros.

    1. Muchas gracias Mtra, le agradezco mucho sus comentarios y su disposición en orientarme. Espero poder contar con el tiempo para poder mejorar mi trabajo y poder seguir desarrollando habilidades en la gamificación para ser una mejor maestra. 🙂