¿Qué siento y cómo lo expreso?

INTRODUCCION:

El siguiente proyecto se realizó para su aplicación en la semana del 22 al 26 de noviembre, en donde se realizaron actividades para lograr un proceso de evaluación socioformativo y de acuerdo a los conocimientos que nos dieron durante el mismo.

El trabajo realizado fue en la comunidad de Sanctorum de Lázaro Cárdenas, perteneciente al mismo municipio. Está ubicado al noreste de Tlaxcala. Es una comunidad dedicada en su mayoría a la agricultura, pirotecnia y la migración a otros países como Estados Unidos y Canadá. Hay variedad de tipos de familias, la mayoría de las madres de los niños, están enfocadas en su cuidado y educación, siendo casi todas amas de casa con estudios máximos de prepa trunca o secundaria.

La secuencia didáctica se realizó con un grupo de 27 niños de tercer grado de preescolar, oscilando entre los 4, 5 y 6 años de edad.

Como docente frente a grupo de nivel preescolar, llevo 17 años de experiencia, 14 en el sistema privado y 3 en el público. La experiencia de estos años ha sido de cambio constante y superación de retos. Ser docente no significa que uno deje de aprender, ya que los saberes son moldeables y evolucionan. Soy una educadora que ama su profesión y se compromete con la educación de sus alumnos. En mi labor, esta el seguir aprendiendo y mejorando, como con este curso, sigo en un proceso de cambio constante.

El inicio de la pandemia dio un giro increíble en la vida de todos. Uno de ellos sin duda fue el de la educación, debido a que nos mandaron a confinamientos durante más de un año, y ahora que regresamos a las aulas nos estamos ajustando a nuestra nueva realidad.

Aprendizaje esperado que se abordó: Reconoce y nombra situaciones que le generan alegría, seguridad, tristeza, miedo o enojo y expresa lo que siente. Perteneciente al Área de desarrollo de EDUCACION SOCIOEMOCIONAL. Su propósito principal: Que los niños jugaran y reconocieran sus emociones y las de sus compañeros, identificando lo que pueden hacer ante determinadas situaciones.

Sus saberes previos: Durante el ciclo escolar anterior, se trabajó con ese grupo de niños la situación didáctica “El cofre de las emociones”, que consistió en identificar las principales emociones utilizando el cuento “El monstruo de colores” y después una a una: Alegría, tristeza, enojo, miedo tranquilidad y amor. Durante las actividades de la secuencia didáctica, los niños señalaban en la silueta de su cuerpo en donde sentían cada emoción y que era lo que la generaba. Se apoyaron de algunos videos y canciones. El resultado fue construir un cofre en el que guardaran cada emoción y practicaran algunas técnicas para el control de las emociones. El objetivo principal en estas actividades fue: “Identificar, nombrar y demostrar emociones”.

Con todos los cambios que trajo la pandemia, nos pidieron enfocarnos en el aspecto socioemocional de nuestros alumnos y sus familias. Además del cofre de las emociones, también se realizó una actividad con las madres de familia llamada: “La casita de Vanistendael” en la cual se pidió a las madres de familia que identificaran aspectos importantes de su vida plasmándolas en un formato que nos permitiera compartir entre todas cada trabajo. Este trabajo fue a distancia mediante videollamada.

Todo esto fue el resultado del diagnóstico y el antecedente para el trabajo del “Plan de reforzamiento”. Que se llevo a cabo ya de manera presencial, dividiendo al grupo en 2 subgrupos, quienes van de manera alternada por semana.

 TRABAJO CON LA SITUACION DIDACTICA:

Lo primero que se hizo, fue explicar a los niños lo que aprenderíamos en la semana, leyendo tal cual el aprendizaje esperado. Se narro a los niños del grupo el cuento “El Monstruo de Colores”, utilizando imágenes y pidiendo la participación de todos.

Al terminar se propuso ayudar al monstruo a identificar y asignar un color a cada emoción, identificando en revistas o periódicos personas que demostraran dicha emoción, asignándola a frascos que indicaran según el color cada una: amarillo=alegría, azul=tristeza, rojo=ira, negro=miedo, verde=calma y rosa=amor.

De esta manera, se asignó un día para identificar, nombrar y relacionar emociones con situaciones y posibles acciones que pueden tomar para enfrentar el conflicto que les provoca. Y fue en el siguiente orden: alegría, enojo, tristeza y miedo. Se apoyo el trabajo con material como: imágenes, videos, canciones, cuentos y experiencias propias.

Se elaboró de manera sencilla un emociometro el cual nos permitió evaluar de manera sencilla su sentir al empezar el trabajo de cada día, esto también fue una herramienta para expresarse con sus compañeros y apreciar los diferentes estados de ánimo de todos.

Se les presentó del instrumento de evaluación a los estudiantes desde el inicio de manera verbal explicando a su nivel lo que se calificaría:

Ellos eligieron su propia “calificación” con base en el instrumento que se les enseño, el trabajo de toda la situación busco la coevaluación y el trabajo en equipo, ya fuera en parejas o grupal. Esto les permitió hacer una retroalimentación reconociendo sus logros y apoyándose en sus dificultades. El trabajo realizado les brindo de oportunidades para enriquecer las actividades y los resultados obtenidos.

El trabajo en clases con el antecedente de los saberes previos, nos permitió realizar una Evaluación Socioformativa que logro: la colaboración, autoevaluación y retroalimentación al realizar una encuesta en donde los niños contaron y registraron como se sentía cada uno de sus compañeros.

Recommend0 recommendationsPublished in Evaluación socioformativa

Artículos Relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.