La navidad y el bosque 

Durante la navidad nos encontramos ante el sentimiento de nostalgia por todo lo vivido durante el año, así mismo como toda festividad, hay adornos que nos ayudan a manifestar de manera física nuestras emociones, sueños y anhelos. Fue así que nació la actividad de “La navidad y el bosque”, la consistió en la elaboración de adornos con recursos obtenidos del bosque y la naturaleza con alumnos de 3ro de primaria.

La Escuela “Primaria El Pensador Mexicano” se encuentra ubicada en la comunidad de San José Villarreal, Terrenate, es una comunidad rural y considerada la de mayor altitud a nivel nacional. La comunidad se dedica al riego de temporal, especializándose en la cosecha de papa y en menor medida de haba y ajo, por lo que la entrada de dinero a las familias y comunidad en general es baja. Así mismo debido a la COVID-19 varios alumnos perdieron familiares durante el periodo de aislamiento, afectando su estabilidad emocional. Es así que ante la falta de recursos económicos para comprar adornos navideños y la necesidad de brindar momentos de esparcimiento y puesta en marcha de la creatividad de los alumnos como un medio para fortalecer las emociones de los alumnos se procedió a la actividad bajo la siguiente estructura:

Grado: 3ro de primaria.

Asignaturas: Lengua materna Español y Educación Artística

Aprendizajes esperados:

• Identifica las características comunes de forma y contenido de los textos instructivos para elaborar algo. Elabora el objeto siguiendo los pasos.

• Utiliza el color como elemento expresivo para comunicar ideas.

Reto del contexto: usar elementos del medio ambiente para elaborar adornos navideños sin la necesidad de adquirir, así mismo aprender a elaborarlos y poder venderlos generando un pequeño ingreso económico.

Para comenzar se preguntó a los alumnos cómo adornaban su casa durante la navidad, y según las respuestas, se analizó sobre los gastos que implica comprar adornos cuando se estropean (esferas) y qué es lo que podíamos hacer para adornar el salón sin gastar tanto; así mismo se planteó la interrogante de si era posible realizar algunos adornos con elementos de la naturaleza. Las respuestas fueron variadas sin embargo surgió la propuesta de usar piñas del bosque para elaborar adornos o esferas, así como adornarlas con varas e incluso plumas de sus gallinas o guajolotes.

La siguiente actividad consistió en investigar qué tipo de adornos se podían realizar con las piñas de los árboles, y traer a la escuela una descripción del mismo, podía ser incluso un dibujo hecho por ellos mismos. Los alumnos llevaron a la escuela algunas fotos vistas en Facebook o dibujos y trataron de explicar cómo se hacían. Ante esto surgió el tema del instructivo, se indagaron conocimientos previos respecto a si los conocían y su función, por lo que se procedió a explicarles cuál sería el aprendizaje esperado al concluir nuestras manualidades todos podrían demostrar. Dando lugar a la organización de las actividades:

Los días lunes y miércoles se trabajaría conociendo los elementos de los instructivos y los días viernes se procedería a ir conociendo las características de los colores e ir trabajando en la elaboración de los adornos para que al final del mes se pudiera realizar una exposición sobre las manualidades y presentarlas con su instructivo si alguien de otro grupo o sus papás quisiera hacerlas.

Se analizaron en el aula varios instructivos y su estructura durante 3 semanas, se presentó una rúbrica misma que se analizó en plenaria y se entregó impresa a cada alumno.

En forma individual cada alumno iba redactando su instructivo conforme iba avanzando en la elaboración de su adorno o manualidad, por otro lado durante el proceso se determinó una revisión o primera entrega en la segunda semana del borrador de su instructivo, mismo que fue revisado por una pareja asignada, la cual mediante notas adhesivas, anotó sus sugerencias al compañero, posteriormente fue revisado un segundo borrador por la docente quien ofreció algunas sugerencias. Los alumnos entregaron sus dos borradores y la versión final, una vez evaluada cada alumno compartió a sus compañeros los aspectos que podía mejorar.

Para la exposición así mismo como parte de las actividades de educación artística tuvieron la oportunidad de explicar a los alumnos de otros grupos su instructivo, la importancia de los mismos así como lo que esos adornos significaban para ellos y los colores que usaron.

Entre los logros de la actividad considero que se volcó una mirada hacia las emociones positivas que nos deja el crear nuestros propios adornos, al desarrollar esa capacidad creativa, ya que los días viernes eran los días más esperados por los alumnos, así mismo al ser una actividad que va de la mano de aprendizajes esperados como lo era los instructivos estos adquieren un significado y una utilidad, además de que la actividad no se queda en el salón de clases, se da a conocer a la comunidad escolar lo que le da más significado para los alumnos.

Lo que se podría mejorar es tal vez la visión que se tiene de estas actividades y no solo dejarlas en un proyecto escolar, en algún momento se les planteó incluso la idea de elaborarlas el siguiente año para venderlas en la comunidad vecina o el municipio y obtener un ingreso extra para el hogar.

Respecto a lo pedagógico un área de oportunidad es involucrar a los padres de familia para una coevaluación de los aprendizajes que los alumnos van desarrollando. 

Recommend0 recommendationsPublished in Sin categoría

Artículos Relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.