Donde hay luz, hay color.

“Donde hay luz, hay color” es una propuesta para trabajar el conocimiento de colores y la mezcla de colores primarios para descubrir nuevos tonos, con la intención que los alumnos logren apropiarse de nuevos aprendizajes, a través de las mezclas y experimentos, empleando el lenguaje para expresar su opinión, al igual que registrar la temporalidad de los procesos que realizaran.

Propósito:

Los alumnos aprenderán a apreciar los colores de su entorno, a través del conocimiento del círculo, se apropien de nuevos aprendizajes considerando conocimientos previos que traen de su entorno familiar, a través de actividades interactivas y lúdicas que se realizan en el aula en casa.

Contexto:

La escuela primaria “Vicente Guerrero”, se localiza en la comunidad de San Bartolomé Matlalohcan, Municipio de Tetla de la solidaridad, Tlaxcala en una zona semiurbana, con una matricula de 337 alumnos 162 niñas y 175 niños, 12 maestros frente a grupo, maestro de educación física y dos maestros de educación tecnológica, un administrativo, una directora y personal de intendencia.

El presente proyecto se trabajo con 30 alumnos de tercer grado de primaria de los cuales son 12 niñas y 18 niños, sus edades oscilan entre 7 y 8 años de edad, con los estilos de aprendizaje Auditivos 6, Visual 16 y Kinestésico 8.

SECUENCIA DIDACTICA: “Donde hay luz, hay color”

Campo de formación académica o áreas de desarrollo personal y social: Lenguaje y comunicación.

Aprendizaje esperado: expresa con eficacia sus ideas acerca de diversos temas y atiende lo que se dice en interacciones con otras personas.

ORGANIZADOR 1: Oralidad

ORGANIZADOR 2: Conversación

Campo de formación académica o áreas de desarrollo personal y social transversal: Pensamiento matemático, Artes.

Pensamiento matemático.

Aprendizajes esperado transversales: Usa expresiones temporales y representaciones graficas para explicar la sucesión de eventos.

Organizador 1: Forma, espacio y medida.

Organizador 2: Magnitudes y medidas.

Artes: Combina colores para obtener nuevos colores y tonalidades.

Organizador 1: Expresión artística.

Organizador 2: Familiarización con los elementos básicos de las artes.

Educación socioemocional: El monstruo de las emociones

Aprendizaje esperado: Reconoce cuando las emociones ayudan a aprender y a estar bien y cuando dañan las relaciones y dificultan el aprendizaje.

Organizador 1: Bienestar.

Organizador 2: autoconocimiento. 

Conclusión

Los alumnos se mostraron interesados y participaron de forma activa, se involucraron en las actividades y se sintieron felices y cómodos con la actividad, les pregunte ¿Cuál había sido la parte que más les gusto? Y la mayoría respondió que fue durante la realización de la pintura y el descubrimiento de cada mezcla.

Cuando aplique el instrumento de evaluación me percate que en un gran porcentaje los niños realizaron la actividad correctamente y alcanzaron un nivel esperado. También es importante rescatar que se optimizan los tiempos y se aprovechan al máximo los momentos para el aprendizaje y responsabilidad, al ver sus pinturas ya terminadas me trae una experiencia agradable y satisfactoria. 

Recommend0 recommendationsPublished in Evaluación socioformativa

Artículos Relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.